Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Deportes recomendados para pacientes con Espondilitis Anquilosante
Enfermedades Inflamatorias

¡Conoce en este artículo los deportes recomendados para pacientes con espondilitis anquilosante!

La espondilitis anquilosante es una enfermedad inflamatoria que con el tiempo, puede hacer que algunos de los pequeños huesos de la espina dorsal (vértebras) se fusionen. Esta fusión hace que la espina dorsal sea menos flexible y puede conducir a una postura encorvada hacia adelante.1 Con la espondilitis anquilosante también existe inflamación crónica de las articulaciones y estructuras alrededor de la columna vertebral.2 

La inflamación de la columna vertebral inicialmente causa dolor, que puede ocurrir en la parte baja de la espalda (región lumbar), la parte media de la espalda o el cuello. La inflamación de la columna también puede causar rigidez, que generalmente es peor por la mañana.2 De ahí  la importancia de hacer ejercicio.

Se ha demostrado que el ejercicio optimiza la salud física y mental en todas las personas. Además de aumentar directamente la fuerza, la resistencia, el equilibrio y la flexibilidad. Algunos de los beneficios físicos del ejercicio incluyen: mejorar la resistencia cardiovascular, reducir la presión arterial alta, aumentar el colesterol bueno (HDL), maximizar la densidad ósea, ayudar a controlar el peso y posiblemente mejorar la respuesta a los medicamentos.2

Además de estos beneficios, las personas con espondiloartritis pueden beneficiarse del ejercicio de otras maneras, ya que el ejercicio regular ayuda a mejorar la postura, la rigidez, el dolor, la fatiga, la capacidad respiratoria y, por lo tanto, el funcionamiento general. Las personas con espondilitis anquilosante también reportan que el ejercicio mejora su calidad de vida y disminuye la carga de la enfermedad.2

 

Riesgos de NO hacer ejercicio

Muchas personas con artritis mantienen inactivas las articulaciones que les duelen, porque así se sienten más cómodas, pero si las articulaciones se quedan en una misma posición durante períodos prolongados, es probable que pierdan la capacidad de movilizarlas. Si no se ejercitan, los músculos se atrofian, debilitan y fatigan más fácilmente. Por eso se recomienda que personas con artritis se mantengan activas todos los días y que hagan ejercicio, por lo menos, 30 minutos diariamente.3 

En contraste con los múltiples beneficios del ejercicio, hay consecuencias negativas por la falta de ejercicio como:3

  • Pérdida de fuerza, resistencia y equilibrio.3
  • Cansancio fácil.3
  • Disminución de la masa y fuerza muscular. 3 
  • Menor flexibilidad articular y limitación en la amplitud del movimiento.3

Deportes recomendados en pacientes con espondilitis anquilosante

El ejercicio regular es la parte más importante del control de la espondilitis anquilosante. La meta es prevenir la rigidez permanente y conservar la amplitud de movimiento en el cuello y la espalda.4

Los ejercicios que fortalecen la espalda y el cuello ayudan a conservar o a mejorar la postura. Por ejemplo, los ejercicios aeróbicos y de respiración profunda servirán para mantener el pecho y la cavidad torácica flexibles. Nadar es una buena opción porque ayuda a que la espalda, el cuello, los hombros y las caderas mantengan la flexibilidad. Los ejercicios aeróbicos y de fortalecimiento ayudan a mejorar la salud y la funcionalidad de las personas con espondilitis anquilosante.4

Si te sientes demasiado rígido y adolorido para hacer ejercicio, prueba tomando un baño o ducha caliente para aflojar las articulaciones y los músculos. Empieza los ejercicios lentamente y planea hacerlos cuando estés menos cansado y tengas menos dolor. Asimismo, organiza un horario regular de ejercicios para cada día.4

Con esta información esperamos que hayas aprendido más acerca de los deportes o ejercicios recomendados para personas con espondilitis anquilosante. Recuerda consultar con tu médico para empezar una rutina de ejercicios. No olvides que ante algún síntoma anormal debes solicitar una consulta médica inmediatamente.

 

Referencias

  1. Mayo Clinic. Espondilitis Anquilosante. Disponible en https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/ankylosing-spondylitis/symptoms-causes/syc-20354808 Consultado el 08 de mayo del 2021.
  2. Spondylitis Association of America. El Papel del EJERCICIO en la Espondiloartritis. Disponible en https://spondylitis.org/wp-content/uploads/2020/12/SAA_Exercise_Brochure_SPANISH_Update_WEB.pdf Consultado el 07 de mayo del 2021.
  3. Arthritis Foundation. El ejercicio y la artritis. Disponible en http://espanol.arthritis.org/espanol/disease-center/imprimia-un-folleto/dc-ejercicio-artritis/ Consultado el 07 de mayo del 2021.
  4. Arthritis Foundation. Espondilitis anquilosante. Disponible en http://espanol.arthritis.org/espanol/disease-center/imprimia-un-folleto/espondilitis-anquilosante-folleto/ Consultado el 07 de mayo del 2021.
CALIFICACION CONTENIDO
CALIFICACION CONTENIDO
TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR
  • ABC del dolor de oído: guía para padres
  • ABC de la dermatitis atópica en niños
  • 5 síntomas en las coyunturas (articulaciones) que podrían requerir visita al médico