Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Cáncer: guía para reducir el estrés del cuidador
Enfermedades Oncológicas

El cáncer afecta no solo a quien lo padece, sino que toca a todos alrededor del paciente. El estrés puede afectarte como cuidador, y por eso, es necesario consultar con tu médico y tomar las medidas necesarias para continuar con esta importante labor. ¡Conoce más aquí!

Cáncer: guía para reducir el estrés del cuidador

¿Qué es un cuidador?

El cáncer es una enfermedad que afecta a la persona enferma y también a quienes la rodean y cuidan de ella. A quien cuida del paciente en casa se le conoce como “persona cuidadora” o “cuidador” y es alguien fundamental en la atención del paciente.1

¿Qué tipo de cuidadores existen?

  • Informales: suelen ser familiares o amigos.2
  • Profesionales: personal calificado y remunerado.2

Los cuidadores pueden brindar atención en el hogar, en un centro de salud u otro espacio destinado a la atención médica.2

¿Qué tareas tiene un cuidador?3

  • Resolver y atender los problemas del paciente con cáncer.3
  • Hacer parte del equipo de atención y cuidados del paciente.3
  • Involucrar al paciente en toda la gestión de su proceso y cuidados.3
  • Se encarga de las tareas del día a día del paciente.3

Desafíos de los cuidadores4

Para la mayoría de los cuidadores, el hecho de estar presente cuando un ser querido o un amigo les necesita es primordial. Sin embargo, puede darse un cambio de rol y pueden surgir emociones de los que deben estar alerta.4 El estrés emocional y físico, es común y no debe causarte culpa, ten en cuenta que es completamente natural sentirse enojado, frustrado, exhausto, solo o triste.4

Los cuidadores que llegan a experimentar estrés pueden volverse vulnerables a cambios en su propia salud. Estos son algunos factores de riesgo que podrían desencadenar estrés en el cuidador:4

  • Vivir con la persona a la que cuida.4
  • Aislamiento social.4
  • Depresión.4
  • Dificultades financieras.4
  • Un alto número de horas dedicadas al cuidado del paciente.4
  • Falta de habilidades de afrontamiento y dificultad para resolver problemas.4
  • Falta de elección por ser cuidador.4

El estrés y el agotamiento del cuidador también puede causar síntomas físicos como:5

  • Problemas para dormir.5
  • Tensión muscular (dolor de espalda, hombros o cuello).5
  • Dolores de cabeza.5
  • Problemas estomacales.5
  • Aumento o pérdida de peso.5
  • Fatiga.5
  • Dolor en el pecho.5
  • Problemas cardíacos.5
  •  Pérdida de cabello.5
  • Problemas en la piel.5
  • Resfriados e infecciones.5
  • Abuso del alcohol u otras sustancias.5

Signos de estrés en el cuidador4

El cuidador podría estar tan enfocado en preservar la salud del paciente, ignorando que su propia salud y bienestar pueden estar en riesgo. Presta atención a los siguientes signos de estrés y habla con tu médico si presentas uno o varios de ellos:4

  • Sentirte abrumado o preocupado constantemente.4
  • Cansancio gran parte del tiempo.4
  • Dormir demasiado o no dormir lo suficiente.4
  • Subir o bajar de peso.4
  • Irritarse o enojarse con facilidad.4
  • Perder el interés en actividades que solías disfrutar.4
  • Sentir triste.4
  • Tener dolor de cabeza frecuente, dolor corporal u otros problemas físicos.4
  • Consumir alcohol o drogas en exceso, incluso los medicamentos recetados.4

Consejos para reducir el estrés del cuidador: ¡cuida de ti mismo para poder cuidar de alguien más!4

Las exigencias emocionales y físicas que demanda el cuidado de una persona, pueden estresar incluso a las personas más fuertes. Por ello, es tan importante aprovechar todos los recursos y las herramientas disponibles que ayuden con el cuidado del paciente. Ten en cuenta estas recomendaciones para controlar el estrés del cuidador:4

  • Acepta ayuda. Haz una lista con las cosas en las que otras personas pueden ayudarte y permite que cada colaborador elija qué le gustaría hacer.4
  • Concéntrate en lo que puedes dar. Es normal sentir culpa, pero debes entender que no existe el cuidador “perfecto”. Ten presente en cada momento que estás haciendo lo mejor que puedes y confía en tus decisiones.4
  • Establece objetivos realistas. Divide las grandes obligaciones en pequeñas tareas que puedes hacer un paso a la vez. Prioriza, haz listas y establece una rutina diaria.4
  • Aprende a decir no. ¡Decir no, también es una respuesta! Empieza a hacerlo cuando los pedidos son agotadores para ti. Por ejemplo con tareas como organizar comidas los días festivos.4
  • Conéctate. Entérate de los recursos que ofrece tu comunidad para cuidadores, como clases específicas sobre la enfermedad que tu ser querido, familiar o paciente está afrontando. También hay servicios de cuidado, como transporte, servicio de comidas a domicilio y limpieza, disponibles.4
  • Únete a un grupo de apoyo. Un grupo de apoyo puede brindar validación y motivación, así como estrategias para afrontar situaciones difíciles. Las personas que asisten a estos grupos tienen vivencias similares a las tuyas y pueden ser un soporte cuando el estrés aparece.4
  • Busca apoyo Intenta mantener la comunicación con familiares y amigos que pueden ofrecer apoyo emocional sin prejuicios. Reserva tiempo para salir y verte con personas que te ayuden a salir de la rutina.4
  • Ponte objetivos personales de salud. Establece pautas para lograr una rutina de sueño adecuada, para hacer ejercicio varios días a la semana. Mantén una alimentación saludable y bebe abundante agua.4
  • Muchos cuidadores tienen problemas para conciliar el sueño. No dormir bien durante un período prolongado puede generar problemas de salud. Consulta al médico si tienes problemas para dormir bien durante la noche.4

No olvides la importancia del relevo 4

Para muchos cuidadores es difícil delegar o pedir ayuda en lo relacionado con la atención del paciente; sin embargo, es importante recibir apoyo para preservar el bienestar tanto del cuidador como el de la persona enferma. Existen diferentes opciones:4

  • Relevo en el hogar. Los asistentes para la atención médica (personal profesional) van a tu casa y ofrecen compañía, servicios de enfermería o ambos si es necesario.4
  • Programas y centros de atención para adultos. Algunos centros ofrecen atención tanto para adultos mayores como para niños pequeños, y los dos grupos pueden pasar tiempo juntos.4
  • Casas de reposo a corto plazo. Algunas residencias de apoyo, casas para la atención de la memoria y casas de reposo aceptan a personas que necesitan atención por estadías breves, mientras sus cuidadores no están.4

Otras formas de mantenerse físicamente sano6

  • No consumas tabaco y aléjate del humo de otras personas.6
  • Si fumas, trata de dejar ese hábito atrás.6
  • Limita la cantidad de alcohol que bebes.6
  • Consume muchas frutas y verduras.6
  • Mantén un peso saludable.6
  • Intenta estar físicamente activo.6
  • Duerme la suficiente cantidad de horas para descansar.6
  • Realízate chequeos médicos regularmente.6
  • Ponte anualmente las vacunas que recomiende el doctor para tu rol como cuidador.6
  • Si trabajas, intenta equilibrar la jornada laboral y el tiempo de cuidado del paciente para evitar sobrecargarte. Analiza si es necesario solicitar una licencia o habla con tus superiores para que estos estén informados de tu labor como cuidador de acuerdo a lo establecido por la ley de tu país.4

Como cuidador de un paciente con cáncer, tienes altas probabilidades de presentar problemas de salud relacionados directamente con el estrés. Si te sientes abrumado, sigue los consejos mencionados anteriormente y si presentas alguno de los síntomas o señales de alerta, debes consultar inmediatamente con tu médico.

Referencias

  1. American Cancer Society.  Basado en Para la persona a cargo del cuidado de alguien con cáncer. Disponible en:https://www.cancer.org/es/tratamiento/personas-que-atienden-a-la-persona-con-cancer/para-la-persona-a-cargo-del-cuidado-de-alguien-con-cancer.html. Consultado el 07 de abril de 2022.
  2. Medlineplus. Basado en Salud del cuidador.Disponible en:  https://medlineplus.gov/spanish/caregiverhealth.html Actualizado el 23 de noviembre de 2021.Consultado el 07 de abril de 2022.
  3. American Cancer Society. Basado en Caregiver resource guide. Disponible en https://www.cancer.org/treatment/caregivers/caregiver-resource-guide.html#Managing_health_insurance Actualizado el 23 de noviembre de 2021.Consultado el 07 de abril de 2022.
  4. Mayo Clinic.  Basado en Estilo de vida saludable, Control del estrés. Disponible en: https://www.mayoclinic.org/es-es/healthy-lifestyle/stress-management/in-depth/caregiver-stress/art-20044784?p=1 Actualizado el 22 de marzo de 2022.Consultado el 10 de abril de 2022.
  5. Help for cancer caregivers. Basado en Caregiver Burnout and Stress Disponible en: https://www.helpforcancercaregivers.org/content/caregiver-burnout Consultado el 10 de abril de 2022.
  6. Centros para el control y la prevención de enfermedades. Cuidadores de personas con cáncer: Cómo cuidarse a sí mismo. Disponible en: https://www.cdc.gov/spanish/cancer/survivors/caregivers/caring-for-yourself.htm Revisado el 12 de mayo del 2021 Consultado el 10 de abril de 2022.
Descargar
CALIFICACION CONTENIDO
CALIFICACION CONTENIDO
TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR
  • Hospitalización en casa: recomendaciones para el cuidador
  • ¿Qué es la leucemia? Síntomas, causas y cuidados
  • Aprende a identificar los factores de riesgo del cáncer de mama