Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Actitud positiva y cáncer ¿Es posible?
Enfermedades Oncológicas

Si eres familiar o amigo de un paciente con cáncer, descubre algunos consejos para lograr tener una actitud positiva

Actitud positiva y cáncer ¿Es posible?

El cáncer es una enfermedad de larga duración y las personas que lo padecen podrían recibir tratamiento durante muchos años.1 Muchos pacientes y sus familias atraviesan este proceso juntos y por eso, en este artículo encontrarás algunos consejos para mantener una actitud positiva.

La persona diagnosticada con cáncer generalmente recibe apoyo de familiares o personas cercanas, pero este apoyo puede ir disminuyendo a medida que transcurren los meses o años que dura el tratamiento.1 Es comprensible que los familiares de los pacientes con cáncer puedan llegar a sentirse mentalmente “agotados”.1

Si actualmente eres  familiar o amigo de un paciente con cáncer y ejerces como su cuidador, significa que apoyas sus actividades cotidianas como ir al médico, preparar las comidas, coordinar los servicios que requiere, o bien, puede significar brindar apoyo emocional y espiritual.2

Cuidar a alguien y darle apoyo en estas circunstancias puede ser un desafío. Muchos familiares de pacientes con cáncer dejan a un lado sus propias necesidades y sentimientos para enfocarse en el paciente y esto puede ser difícil de mantener por mucho tiempo, y no es bueno para la salud.2

La tensión puede tener efectos físicos y psicológicos. Recuerda: si no te cuidas, no podrás cuidar a otros.2 Por esto, los familiares de pacientes con cáncer deben encontrar la manera de cuidarse física y emocionalmente para afrontar con una actitud positiva la situación que están viviendo.

A continuación conoce algunas recomendaciones para que los cuidadores o familiares de pacientes con cáncer mantengan una actitud positiva:

Formas de cuidarte2

Darte tiempo para recargar la mente, el cuerpo y el espíritu puede ayudarte a cuidar mejor del paciente. Puedes pensar en lo siguiente:2

Dedica tiempo para ti2

  • Busca tiempo para relajarte. Tómate por lo menos de 15 a 30 minutos cada día para hacer algo para ti. Por ejemplo, deja tiempo para tomar una siesta, para hacer ejercicio, para trabajar en el jardín, para un pasatiempo, ver la televisión o una película, o hacer lo que te ayuda a relajarte.2
  • No descuides tu vida personal. Reduce tus actividades personales, pero no por completo.  Por ejemplo, busca formas fáciles de comunicarte con tus amigos.2
  • Mantén tu rutina. Si puedes, trata de seguir haciendo algunas de tus actividades acostumbradas. Si no lo haces, algunos estudios muestran que puede aumentar el estrés que sientes. Es posible que tengas que hacer las cosas a otra hora del día o con menos tiempo del que dispones normalmente, pero trata de seguir haciéndolas.2
  • Pide ayuda. Pide ayuda para reservar espacios libres de tiempo para ti. Busca lo que otros pueden hacer o arreglar para apoyarte, como citas médicas o diligencias.2

Conéctate con tu ser querido con cáncer2

El cáncer puede acercarte a tu ser querido más que nunca, a menudo las personas se unen  más cuando enfrentan juntas los desafíos. Si pueden hacerlo, tómense su tiempo para compartir momentos especiales, traten de obtener fuerzas de todo lo que están pasando y de lo que han enfrentado hasta ahora: esto puede ayudarles a avanzar hacia el futuro con una visión positiva y sentimientos de esperanza.2

Busca lo positivo y agradece2

Durante el acompañamiento de un paciente con cáncer puede resultar difícil mantenerse positivo. Los cuidadores o familiares de pacientes con cáncer dicen que buscar las cosas buenas de la vida y agradecer cada momento, les ayuda a sentirse mejor. Está bien reírse, aun cuando la persona que tú quieres está en tratamiento. De hecho, es saludable, la risa libera la tensión y te hace sentir mejor. Mantener el sentido del humor en tiempos difíciles es un buen mecanismo para enfrentarse a los problemas.2

Dale sentido a tu labor como cuidador

Algunas personas que cuidan a pacientes, sienten que les han dado la oportunidad de forjar o de fortalecer una relación más cercana. Esto no significa que velar por un paciente sea una tarea fácil o sin tensiones, pero buscar un sentido al cuidado que le das a alguien puede hacer que resulte más fácil hacerlo.2

Otros consejos prácticos2

  • Pide a un familiar o amigo que te mantenga al tanto diariamente por correo electrónico. O, piensa en crear un sitio web para compartir las noticias sobre la enfermedad y necesidades de tu ser querido. Hay varios disponibles como: Caring Bridge y Lotsa Helping Hands.2
  • Ponte en contacto con otras personas que puedan estar pasando por una situación similar. Habla con ellos a través de apps que ayudan a comunicarse a distancia como Skype o FaceTime.2
  • Si viajas para ver a tu ser querido, programa bien tus vuelos o la ruta en carro ya que muchas personas que cuidan pacientes a distancia dicen que no se dan tiempo suficiente para descansar después de sus visitas.2         

Los familiares de pacientes con cáncer se convierten en un apoyo esencial para ellos y aunque es una situación difícil para todos, tal vez estarán felices de poder hacer algo positivo por ellos.  Buscar un sentido al cuidarlo puede hacer que resulte más fácil hacerlo.2

Referencias

  1. American Cancer Society. Disponible en: https://www.cancer.org/es/tratamiento/personas-que-atienden-a-la-persona-con-cancer/escuche-con-el-corazon/viviendo-con-cancer.html Actualizado el 09 de febrero de 2015 - Consultado el 09 de abril de 2021.
  2. Instituto Nacional del Cáncer. https://www.cancer.gov/espanol/cancer/sobrellevar/apoyo-a-quien-cuida - Actualizado el 06 de agosto de 2020 - Consultado el 09 de abril de 2021.

 

CALIFICACION CONTENIDO
CALIFICACION CONTENIDO
TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR
  • ¿Qué es el cáncer de pulmón? Signos y síntomas
  • Cáncer de mama y embarazo
  • Cáncer de pulmón metastásico y metástasis pulmonar ¿son lo mismo?